Facultad de Medicina (UGR). Wikipedia

Pilar Aranda: contra las cuerdas

Desde el día 20 y 21 de marzo de 2020, Pilar Aranda y su rectorado se juegan la permanencia en la Universidad de Granada, y es que los estudiantes crearon varios hashtag para visibilizar todos los problemas existentes en la universidad nazarí. En este enlace hicimos un breve repaso de todo lo ocurrido en esa fecha.

Por si fuera poco, un profesor acusó indebidamente, creando injurias, a una plataforma universitaria llamada ‘Unión Granada Enfurecida‘ que se encargaba de visibilizar los problemas, felicitar el buen trabajo y elevar las quejas a los mecanismos creados por la propia universidad (Inspección de Servicios UGR y Defensor Universitario UGR).

No se aprueba el ‘proctoring‘, pero sí la activación de cámaras cuando el profesorado lo requiera

El proctoring es una técnica usada para vigilar a los estudiantes mientras desarrollan pruebas escritas online, esto es vigilar su micrófono y webcam para evitar copiar. Un estudiante anónimo de la facultad de Ciencias de la UGR dice que «en un primer momento Pilar Aranda se posicionó contra el proctoring, pero al parecer ha hecho más caso al profesorado que a la vulneración de derechos de los estudiantes», asegura. Hemos comprobado que en un documento oficial de la UGR no se aprueba el proctoring, pero sí la activación de vigilancia cuando el profesorado lo requiera, lo cual deja abierto todo el sistema.

Y es que Pilar Aranda hace dos semanas se postulaba en contra de estas medidas, y la Universidad de Granada publicaba en sus perfiles oficiales que no llevaría a cabo ninguna técnica de proctoring. El profesorado se echó encima y dijo que había que regular que los estudiantes no pudieran copiarse, «cuando el verdadero problema es que nos den una docencia de calidad y una evaluación acorde a las necesidades, haciendo caso al Plan de Contingencia», arremete el estudiante de Ciencias.

«Pilar Aranda hace dos semanas decía una cosa, y ahora dice lo contrario solo por caer bien al profesorado» dice una estudiante que pertenece a la Delegación General de Estudiantes, sin identificarse. Al parecer, las masas de estudiantes vuelven a reclamar una reflexión por parte del rectorado y de todo el equipo docente.

Un documento que presenta contradicciones: no se permite, pero se permite.

La UGR, por su parte, aprueba el documento que analizamos a continuación. Puede consultarse que el punto 2 y el punto 5 del Tratamiento y Protección de los Datos Personales en desarrollo pruebas de Evaluación No Presenciales se contradice, El punto nº 2 dice que «La Universidad de Granada ha descartado el uso de herramientas de proctoring en las pruebas de evaluación no presencial que lesionen el derecho a la intimidad del interesado o la intromisión domiciliaria» y el punto nº 5 apunta que «Durante la realización de las pruebas, o en aquellos momentos en los que se le requiera por parte del profesorado, el estudiantado activará la cámara y el micrófono del equipo o dispositivo que utilice para la evaluación, y lo mantendrá activado«.

#PilarNosMiente #vergUGRenza #verUGRenza son los TT (hashtag) #PilarArandaNosMiente

Parece ayer cuando los estudiantes alzaron su voz y se pusieron nº 1 en el Trending Topic de España, pero es que al parecer hoy van por el mismo camino, al ver que esta medida vulnera su privacidad y que posiblemente agrava la situación, «ya que no puede decirnos una cosa, que las adendas se hagan públicas, que no tengamos webcam en casa y que ahora diga lo contrario«, asegura el estudiante de Ciencias.

Los estudiantes quieren que por primera vez en años se favorezca a la comunidad más vulnerable en estos momentos: los estudiantes. Hemos podido contactar con unos pocos y nos dicen que no tienen webcam, que algunos comparten ordenador con sus hermanos o familia y que no tienen micrófono tampoco. Nadie se esperaba este escenario de COVID-19 y la Universidad, según dicen los estudiantes, no pueden exigir una cámara a sus integrantes. Para ello proponen un hashtag como #PilarNosMiente y #PilarArandaNosMiente ya que se sienten decepcionados con las medidas que ha adoptado esta, y sobre todo con su cambio radical de 180º.

Seguimiento de #PilarNosMiente en Twitter:

Rastreando el flujo de influencias, Sara Amaro (@SaseAmaro en Twitter) una vez más encabeza la queja, es la cabeza más visible y moviliza todas las redes sociales para crear el TT #PilarNosMiente. La Delegación de Estudiantes de Ciencias (UGR) acompaña con un comunicado, y el resto de estudiantes de la universidad se unen al movimiento.