Hace unos días, una noticia de que una joven estudiante de la Universidad de Granada estaba siendo acosada por un profesor de Pedagogía UGR, nos dejaba atónitos. Nos hace recordar que pasó lo mismo en la UGR cuando suspendieron de empleo y sueldo a un profesor de la misma universidad durante 90 días.

El periódico GranadaHoy nos ha dejado entrever el proceso que se ejecuta a la raíz de que la Universidad de Granada tenga conocimiento de un caso de acoso.

Paralelamente, un grupo de chicas universitarias ha montado un grupo de WhatsApp y han decidido personarse en el hall de la Facultad de Ciencias de la Educación UGR a las 13:00 horas del jueves 4 de abril de 2019.

RECOGIDA DE FIRMAS

Además, han pedido a todas las personas que puedan que traigan el siguiente documento (descargable PDF) impreso con sus firmas, con el objeto de presentarlo en el Rectorado de la universidad.

Desde CCOO consideran que la UGR debería de ser “más contundente” ante casos de este tipo. Pese a que mantienen que es cierto que gracias al Protocolo de Prevención y Respuesta ha hecho que “la pasividad de la Universidad” ante estos casos “sea menor”, consideran que debería darse “la medida cautelar de suspensión del profesor” y no “dejar que quien parece ser culpable de acosar sexualmente a una alumna pueda seguir impartiendo docencia mientras se dilucida si efectivamente ha habido o no acoso” (Recuperado de GranadaHoy).