Archivos por Etiqueta: franquismo

Evolución del sistema escolar en España. Historia de la educación española

Génesis y evolución del sistema escolar en España. 

ESQUEMA

  1. ANTIGUO RÉGIMEN
  2. ILUSTRACIÓN
  3. LA EDUCACIÓN EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX: LA CONTRUCCIÓN DEL SISTEMA LIBERAL
    • CONSTITUCIÓN DE 1812
    • INFORME QUINTANA
    • OTROS ANTECEDENTES DE LA LEY MOYANO
  4. LA LEY MOYANO
    • ORGANIZACIÓN
    • CARACTERÍSTICAS
  1. ANTIGUO RÉGIMEN

Para encontrar el origen del sistema educativo escolar en España nos hemos de remontar a la Ilustración, siglo XVIII.

En el siglo XVIII encontramos una situación denominada ANTIGUO RÉGIMEN  que se caracteriza por: (D 3)

  • ECONOMÍA: Gremial y agraria basada en grandes latifundios pertenecientes tanto a la nobleza como al clero
  • SOCIEDAD: estamental piramidal (Dios, Rey, Nobleza-Clero y Pueblo llano)
  • La nobleza es un estamento económicamente influyente (alta nobleza, nobleza de toga y militar)
  • La iglesia poderosa económicamente (un tercio del territorio es de ella) y autonomía económica (Diezmo), control social y educativo (púlpito y escasas instituciones educativas) y políticamente rivalizaba en el control del estado.
  • EDUCACIÓN: la situación del Antiguo Régimen, anterior a la introducción a las ideas ilustradas, es una población prácticamente analfabeta de la que no se puede hablar de sistema educativo ya que la educación estaba en manos de la iglesia. (D 4)

La situación de  la educación en el siglo XVIII podríamos caracterizarla como: (D 5)

  • Estaba en manos de la iglesia
  • 80% de analfabetismo
  • Pocas escuelas
  • Pésimos maestros
  • Escuelas de latinidad
  • Gramios
  • Universidad medieval
  • La

 No obstante existía: Educación elemental: las escuelas eran escasas que y dependían de los Ayuntamientos controladas por la Iglesia. La Iglesia poseía sus propias  escuelas monásticas, antepasado de los seminarios. La nobleza educaba a sus hijos a través de preceptores. Los métodos de enseñanza eran arcaicos y la formación de los maestros era gremial (Hermandad de San Casiano), mal pagados y mal formados. (D 6)

Leer más ...

La Educación en España durante el franquismo

Resumen (síntesis) de la educación española durante el franquismo

                        Este período comienza con el levantamiento militar de julio de 1936 y lo primero que hacen es la destrucción del modelo republicano instaurando una educación nacional para lo cual se vuelve al modelo escolar de la Ley Moyano sostenido por dos ideas básicas:

  • La formación religiosa
  • La formación patriótica

Estos principios fundamentales del espíritu nacional impregnó la educación durante toda este período.

            Es durante el Ministerio de Ibáñez Martín, década de los cuarenta, cuando corresponde a la introducción del ideal nacional-catolicismo en todo el sistema educativo,  que se mantiene hasta la Ley del 70. Para ello:

  1. Se creó diversas instituciones como los patronatos, el CSIC con diferentes institutos y secciones científicas, el Instituto de Pedagogía “San José de Calasanz”…
  2. La Educación Primaria, obligatoria gratuita y con separación entre niños y niñas, se impregna de un profundo sentido ético dado su repercusión social, es considerado un importante instrumento de ideologización.
  3. Desde el inicio la regulación y actualización de la Enseñanza Media (Institutos Laborales) pretendía una formación general y la cualificación profesional.
  4. La Universidad vuelve a los principios de la época alfonsina (corporación de maestros y escolares) con autonomía jurídica y financiera siempre dentro del dogma nacional.

            En la década de los cincuenta se logra un equilibrio entre católicos y falangistas en el control de la educación así como mayor presupuesto para educación consiguiéndose mejoras importantes. Se intentaba adaptar a la evolución de las nuevas circunstancias para lo cual se legisla la Enseñanza Media y la Formación Profesional Industrial.

            La década de los sesenta, gobernada por los tecnócratas, estuvo influenciada por los cambios sociales y económicos y las consecuencias fueron una atención especial a la creación de centros escolares de primaria y secundaria.

            Estas transformaciones culminaron con la segunda ley importante en España, la Ley General de Educación que en un intento de:

  • Procurar la igualdad de oportunidades
  • Unidad
  • Flexibilidad
  • Interrelación
  • Preparación profesional
  • Educación permanente
  • Amplia la educación obligatoria hasta los 14 años
  • Modifica la estructura del sistema educativo estableciendo tres niveles educativos: educación preescolar y general básica, bachillerato y educación universitaria.
  • La formación profesional es considerada como la culminación de los tres niveles educativos.

            La puesta en marcha de esta ley y su desarrollo posterior encontró importantes dificultades y obstáculos de todo tipo (culturales, económicos, políticos e humanos) que mermaron las posibilidades de éxito y frustraron parte de la reforma del sistema educativo español.

Antecedentes: La Educación española durante la II República (ver más).

AMPLIAR: La educación durante el franquismo (2010). Carmen Párraga Pavón.

La Educación en España durante la II República

Ver siguiente: La Educación española durante el franquismo

LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA EN LA II REPÚBLICA

            La crisis del sistema de la Restauración, agudizada por los conflictos sociales y bélicos, sólo paliados de forma encubierta por la Dictadura, vino a desembocar en la nueva situación política planteada por la proclamación de la Segunda República tras las elecciones del 14 de Abril de 1931. Este acontecimiento supuso la caída definitiva de la monarquía, que había sido sostenida por el mecánico juego de los grupos liberales y conservadores desde los orígenes de la Restauración.

            Con el pacífico advenimiento de la II República, las viejas ideas del regeneracionismo costista -reforma de la educación en todos sus grados- van a encontrar el momento adecuado para su realización. En efecto, si algo no puede negarse a la II República es, sin duda, su ambicioso proyecto de reforma del sistema educativo, reforma en la que laten los viejos principios del liberalismo español, la moderna pedagogía de los institucionistas y las ideas educativas del socialismo histórico.

            La llegada de la República dio un giro radical a la situación anterior. El republicanismo trinfante comportó la liquidación de los obstáculos institucionales que se oponían al desarrollo de una sociedad democrática y progresista –el peso excesivo de la Iglesia y del aparato militar o la persistencia de estructuras arcaicas tradicionales-, así como el adecuado encauzamiento de las aspiraciones nacionalistas. El cambio significaba además, la oportunidad esperada para llevar a cabo la revolución burguesa pendiente y la asunción de las expectativas generadas en el movimiento obrero de la época.

            La enseñanza sería, pues, una cuestión crucial en la instrumentación de la revolución burguesa pendiente. La fe en la escuela fue una creencia firmemente arraigada en las mentes de todos los políticos republicanos, conformados en las tradiciones educativas del regeneracionismo, el movimiento institucionista y del socialismo. Unos confiaban en la escuela como la única vía apropiada para superar la lacra del analfabetismo. Otros esperaban que la nueva escuela propiciara definitivamente el triunfo de las libertades, del pluralismo y de los ideales laicos y secularizadores, más allá de sus propios muros, en la sociedad. Algunos concibieron la escuela como el arma ideológica de la revolución española, trascendiendo las expectativas y postulados de los liberales. Todos, sin embargo,  entendían que la educación iba a desempeñar un papel fundamental en la regeneración del país y en el afianzamiento del nuevo régimen.

Leer más ...

El Turismo, la evolución del turismo español y España como destino turístico

turismo-español-españa-como-destino-turistico_pitbox-blog

***

EVOLUCIÓN DEL TURISMO

Los inicios del turismo moderno se sitúan en la década de los años cincuenta, concretamente en 1959, coincidiendo con un significativo momento en la planificación económica de España. En 1960 el número de visitantes superó los seis millones, y a partir de este año se abrió una etapa que duraría hasta 1973, se construyeron complejos de apartamentos y hoteles y dio lugar a la precipitada urbanización de los litorales, muchas veces regida por la especulación y la carente planificación elemental. El ritmo expansivo quedó interrumpido en 1973, debido a la recesión motivada por el incremento de los precios del petróleo, el ocaso del franquismo y los balbuceos de la transición democrática.

A partir de 1976 se inició una nueva fase de crecimiento sostenido, que duró hasta 1989, y cuya principal característica fue la incorporación de los españoles al turismo de playa (bien en hoteles o en apartamentos propios). Tras una recesión a comienzos de los noventa, coincidente con el encarecimiento de la oferta española y los nuevos destinos alternativos en Europa y en el ámbito mediterráneo (países árabes, Yugoslavia, etc.) comenzó la última fase, que alcanza hasta el presente.

En 2007 España alcanzó la cota de 100 millones de visitantes, si bien turistas propiamente dichos fueron sólo 59 millones. Estas cifras colocan a España como segundo destino turístico mundial en número de visitantes, detrás de Francia y por delante de Estados Unidos. España también ocupa el segundo lugar del mundo en turismo por ingresos, por detrás de EEUU y por delante de Francia.

Comparando la evolución en relación «número de turistas / ingresos aportados» comprobamos que desde comienzos de los años noventa los ingresos han aumentado en una proporción menor que los turistas. Ello ha sido consecuencia del encarecimiento de los precios del sector, lo que ha hecho perder atractivo turístico a nuestro país.

CARACTERES DEL MODELO TURÍSTICO ESPAÑOL

El modelo turístico que se ha consolidado en España tiene como principales caracteres la procedencia internacional de los visitantes, su condición de turismo de masas y el concretar sus demandas en el disfrute del sol y la playa.

Los países emisores son, principalmente, de la Unión Europea (destacan Reino Unido, Francia y Alemania) y les siguen países nórdicos y Portugal.

El turismo predominante responde al modelo de sol y playa, es decir, que busca la evasión, ocio y descanso. Su calendario de vacaciones está condicionado por la temporada de baños y las fechas de las vacaciones laborales y escolares, que coinciden en verano; estas circunstancias son responsables de la acusadísima estacionalidad del turismo (que se manifiesta en la saturación de sectores de transporte y hostelería en los meses de julio y agosto).

El turismo de personas jubiladas (nacionales y extranjeras) que alternan su estancia en el litoral con la residencia en el domicilio habitual es cada vez mayor. Se adaptan a las ofertas más beneficiosas debido a su disponibilidad de tiempo y contribuyen a la ocupación hotelera en temporada baja, lo que se traduce en estabilidad de empleo para los trabajos relacionados con el turismo.

La infraestructura turística española es extraordinaria, constituye su principal patrimonio frente a posibles competidores. Posee más de 10.000 hoteles y hostales, que ofrecen más de 1.100.000 plazas de alojamiento, que se completan con las plazas de campings. Su distribución geográfica es muy desigual por comunidades autónomas; se da especial concentración den los espacios litorales e insulares.

EL SIGNIFICADO DE TURISMO EN ESPAÑA

El turismo en España tiene un significado extraordinario. Uno de los principales significados es de naturaleza económica: en la actualidad el turismo supone casi el 11% del PIB (112.000 millones de euros en 2007). Las elevadas cifras de turistas y la concentración de la demanda en los litorales han exigido la dotación de infraestructuras, lo cual ha culminado en la urbanización de amplísimos espacios costeros. En sentido contrario, el turismo ha tenido grandes costes medioambientales de efectos irreversibles: la agresión de la actividad urbanística a los litorales y ecosistemas costeros por causa de una desaforada avidez especulativa.

Izq: Plaza Cibeles, Madrid. Der: Playa de Barcelona

______________________________________

EL TURISMO DE LOS ESPAÑOLES

Al tiempo que España se fue consolidando como destino turístico, también fue emergiendo como país emisor de turistas. En 2007, los españoles protagonizamos 160 millones de viajes, de los cuales 11 millones estuvieron dirigidos al extranjero.

  • En cifras absolutas, las comunidades autónomas que más turistas emitieron fueron Madrid, Cataluña y Andalucía, por ser las más pobladas, aunque proporcionalmente los primeros lugares los ocupan País Vasco, La Rioja y Navarra.
  • Nuestros viajes acusan gran estacionalidad, pues la tercera parte de los mismos se realizan en los meses estivales y en Semana Santa.
  • Los destinos en el interior del país son principalmente las comunidades del litoral: Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana. Existe un gran componente familiar; el medio más utilizado es el coche particular; existen modalidades diversas como playa, cultura, rural, naturaleza, nieve, montaña, etc.; se desarrolla mucho en los fines de semana y tiene una clara orientación hacia los apartamentos y casas que tienen la condición de residencias secundarias.
  • Nuestro turismo al extranjero tiene como principales destinos los países europeos. Destacan Francia, Portugal e Italia. Un segundo grupo de destinos lo forman Reino Unido y Alemania.

PROBLEMAS Y PERSPECTIVAS DE FUTURO

El turismo español empieza a acusar los problemas derivados de un modelo desfasado. Hacen mella los efectos negativos de su principal caracterización de «sol y playa», los derivados de la masificación en los espacios turísticos litorales, de la estacionalidad, etc.

Empieza a hacerse necesaria una renovación de las instalaciones adaptados a las nuevas demandas, la puesta en práctica de políticas conducentes a la ordenación del sector y medidas encaminadas a mantener la relación calidad-precio, procurando la independencia del sector de los grandes turoperadores* extranjeros que controlan nuestro turismo y se lucran de él.

*Turoperadores: agencias especializadas que organizan el turismo, sobre todo a nivel internacional, y que facilitan al turista la organización del viaje en su país de origen.

Como medidas de futuro se hace inevitable:

  • Apostar por la calidad, a fin de contrarrestar la oferta de otros lugares de nuestro entorno mediterráneo.
  • Ampliar la oferta turística. Entre la multitud de ofertas posibles, se debe desarrollar el turismo cultural, acorde con el ocio activo y con nuestro rico patrimonio; además del turismo rural y de naturaleza, para el cual España cuenta con una red de Espacios protegidos que es un exponente extraordinario de paisajes y de biodiversidad.

lince-madre