1. Aspectos culturales y sociolingüísticos de la enseñanza y aprendizaje de la Lengua

2. La lengua como manifestación de la cultura de un pueblo

El lenguaje es un acto esencialmente social. Comunica necesidades, deseos, curiosidad, pensamiento…Permite la expresión familiar, cotidiana, creadora, y a veces se transforma en poesía. La lengua es un instrumento del pensamiento. Por el pensamiento, el mundo se analiza, se descifra y se recrea. Por eso a lo largo de la historia, ha sido y es un instrumento esencial para la transmisión de la cultura de un pueblo.

La cultura es mucho más rica de lo que el lenguaje puede expresar, pero al mismo tiempo, el lenguaje enriquece la cultura de un pueblo. La lengua traduce en palabras las manifestaciones culturales, las hace reales, las transmite y las comunica.

La lengua es un instrumento de comunicación, no solo individual, sino colectivo. Por esto son tan importantes las diferencias de lenguaje debidas a las diferencias educativas y culturales. Para enseñar el lenguaje hay que tener en cuenta no solo las diferencias geográficas, sino también el uso cotidiano, y por tanto, las diferencias culturales de cada individuo y de cada grupo. El lenguaje es un instrumento del pensamiento, y en especial, de la creación, de la imaginación, y en suma, de la cultura de un pueblo. El lenguaje permite la comunicación y la transmisión de la cultura. Con el uso de la lengua, se enriquece, se asimila y se expresa.

“No hablan porque no piensan, y no piensan porque no viven. Hacedles vivir y hablarán” (Kergomard)Ante todo, hay que enriquecer la experiencia, la vida, la cultura de las personas, porque así, con toda naturalidad, se emplearán palabras nuevas, giros correctos…y se enriquecerá el lenguaje.

A través del uso de la lengua, los pueblos manifiestan deseos, sentimientos, experiencias, etc. El lenguaje permite expresarse, y por tanto, transmitir. Los pueblos han manifestado lo que desean, lo que viven, lo que piensan, a través de la palabra, oral o escrita. La lengua ha sido siempre expresión de la cultura de un pueblo.

El lenguaje ayuda a comprender mejor a los demás, y a conocer y valorar la propia cultura. El lenguaje comienza en el núcleo familiar, que desempeña un papel fundamental en el aprendizaje y evolución.

De igual modo, el medio social y cultural marca el lenguaje del niño. El vocabulario puede ser más o menos rico, según el ambiente familiar y cultural en el que el niño se desarrolle. El lenguaje, o mejor, la conquista del lenguaje, es obra común de la familia, la escuela y la sociedad. La función esencial del lenguaje es la comunicación, que permite poner en común los conocimientos, transmitir, comprender, integrarse…