La sílaba

La sílaba es cada una de las unidades de articulación en las que se divide una palabra, es decir, según la pronunciamos (me-sa, si-lla, co-che…). Según el número de sílabas, las palabras pueden ser:

Monosílabas (una sílaba): yo, no, tres, luz…

Bisílabas (dos sílabas): co-che, mo-to, tra-je…

Trisílabas (tres sílabas): es-tre-lla, bo-de-ga…

Polisílabas (más de tres sílabas): re-par-ti-dor, uni-ver-si-dad…

Diptongo

Es la unión de dos vocales dentro de una misma sílaba, una de ellas siempre será vocal cerrada (i, u). Por ejemplo: a-vión, cuer-po, viu-do. Hay dos tipos de diptongos, los crecientes y los decrecientes:

Diptongos crecientes: formados por una vocal cerrada más una vocal abierta: ia, ie, io, ua, ue, uo.

Diptongos decrecientes: formados por una vocal abierta más una vocal cerrada: ai, ei, oi, au, eu, ou. Cuando se encuentran al final de la palabra se escriben “-ay, -ey, -oy” (por ejemplo: guay, hoy, buey).

Triptongo

Cuando tres vocales aparecen dentro de una sílaba, la vocal del centro siempre será abierta (a, e, o) y las de los lados serán cerradas (i, u).

Hiato

Cuando dos vocales se encuentran en contacto dentro de una palabra, pero no forman parte de la misma sílaba. Esto ocurre, generalmente, cuando se encuentran dos vocales abiertas juntas (por ejemplo: re-hén, al-de-a, le-ón, etc…). Hay otros muchos factores pero dado que esto está orientado para principiantes de Educación Primaria, nos centraremos en lo que hemos dejado escrito.