(Haz click en el mapa para ampliarlo)

***

Octubre de 2017, una fecha para recordar. En los libros de historia aparecerá como el gran éxodo de sedes sociales de las grandes empresas españolas. El antecedente: el referéndum catalán del 1-O. Fue decisivo para que las empresas, que siempre buscan su protección fiscal, político y social, trasladaran sus sedes de Cataluña a otras comunidades españolas. Buscaban tranquilidad, estabilidad empresarial y por supuesto, buena coyuntura económica para que no mermara su actividad empresarial.

Hagamos el recuento de las más destacadas: CaixaBank (se pasa a Valencia), SegurCaixa Adeslas (a Madrid), Banco Sabadell (a Alicante), Cordorníu (a La Rioja), Grupo Planeta (a Madrid), Bimbo (a Madrid), Idilia Foods Colacao/Nocilla (a Valencia), Gallo Pastas (a Córdoba), Axa (a Bilbao), Catalana Occident (a Madrid), edreams (a Madrid), Indukern (a Madrid), Abertis (a Madrid), Gas Natural (a Madrid), Aguas de Barcelona AGBAR (a Madrid), Cervezas San Miguel SLU (a Málaga), Oryzon (a Madrid), y por último, MRW (a Valencia).

Un éxodo que no pasará desapercibido en la historia. Pronto sabremos si esta cifra aumenta o si algunas de ellas regresan a Cataluña.