Archivos por Etiqueta: atencion a la diversidad

Diferencias entre Educación Especial y Educación Inclusiva

ser_maestro profesor

Diferencias entre los movimientos de educación especial y educación inclusiva

Una diferencia entre ambos movimientos es la concepción de la discapacidad y el origen de la misma. En el caso de la integración, se considera que el problema es inherente al niño, mientras que, en la inclusión, se entiende como el producto de la escuela tradicional y la sociedad.

Las creencias y actitudes de los profesores, de las familias y de la sociedad en general, también generan diferencias entre ambos movimientos, ya que, en el caso de la integración, el que el alumno con necesidades educativas especiales se encuentre en el aula ordinaria puede ser entendido como un privilegio, mientras que este hecho en la inclusión es entendido como un derecho y como fuente de riqueza.

Otra diferencia entre integración y escuela inclusiva viene determinada por la razón que lleva a los profesores a tomar decisiones sobre la situación del alumno en un contexto educativo normalizado o segregado. En el caso de la integración, está en función de la competencia académica y social del alumno. En el caso de la inclusión, todos los alumnos tienen derecho a estar e aulas ordinarias, sin que dependa de las características de los mismos.

También existen diferencias en cuanto al tiempo que el alumno con necesidades educativas especiales permanece en aula. En el primer caso, el alumno puede compartir la jornada escolar con aulas de educación especial, donde recibe apoyo especial. En la inclusión, el alumno siempre se encuentra en el aula ordinaria y allí recibe los apoyos especiales necesarios.

La última diferencia tiene que ver con qué enseñar y cómo enseñar, es decir, con el currículo. El currículo en la escuela debe responder a las necesidades de todos sus alumnos y permitir la participación y el aprendizaje de los mismos.

Concepto de calidad escolar. Concepto de eficacia escolar.

Didactica educacion

¿A qué nos lleva el análisis de concepto de calidad?

El concepto de análisis de calidad nos lleva, irremediablemente, a reconocer que se trata de un concepto relativo (la sociedad es la que determina los criterios de calidad), multidimensional (los agentes de las instituciones, en concreto sus concepciones y opiniones, determinan las dimensiones de esas calidad: padres, alumnado, profesorado, administradores…)

Características de la educación inclusiva en su relación con los movimientos de calidad y eficacia.

Los factores tradicionalmente identificados como de eficacia escolar nos hablan de una escuela que ofrece calidad y su comparativa con los señalados por los defensores de la escuela inclusiva nos hacen pensar en la estrecha relación de ambos movimientos ( liderazgo profesional, coherencia educativa, colaboración en la planificación y aplicación de la enseñanza, clima escolar positivo, participación de las familias; comunicación profesor-alumno; expectativas altas, ambiente centrado en el aprendizaje, evaluación continua, desarrollo profesional del profesorado, enseñanza intencional y adaptada al alumno, enseñanza intelectualmente estimulante, refuerzo positivo, aprendizaje independiente y autorregulado…)

La pragmática. ¿Qué es la pragmática? Concepto de pragmática. Elementos de la pragmática. Pragmática y lenguaje

Concepto de Pragmática

Se entiende como la disciplina cuyo objeto de estudio es el uso del lenguaje en función de la relación que se establece entre enunciado, mensaje e interlocutores.

Nacida como una rama de la Semiótica y de la Lingüística, estudia las habilidades y conocimientos que hacen posible el uso adecuado de la lengua, es por eso que en muchos aspectos la pragmática va más allá y supere los límites de la Gramática e incluso de la Lingüística, constituyendo una nueva perspectiva en el análisis de la comunicación, el lenguaje y las lenguas.

Elementos de la Pragmática

Interlocutores: el emisor es el hablante que produce intencionalmente una expresión lingüística (ya sea oral o escrita), haciendo un uso consciente e intencionado de la comunicación; el destinatario es a quien llega dicho mensaje o expresión, es al que se dirige el emisor, de modo que igualmente es consciente de estar interactuando de forma intencionada.

Enunciado: es el resultado del acto de enunciación por parte del emisor. Constituye la unidad de análisis o estudio de la Pragmática.

Intención comunicativa: es el propósito o meta que el emisor quiere conseguir por medio de su enunciado.

Pragmática y lenguaje

Ámbitos. El Marco de Referencia Europeo para las Lenguas establece, al menos, cuatro ámbitos:

– Ámbito Personal: es la vida privada del sujeto (familia y amigos)

– Ámbito Profesional: en la que la persona desarrolla sea cual sea su profesión.

– Ámbito Público: es la vida pública de la persona, es decir, la actuación del sujeto como miembro de la sociedad (moviéndose dentro de esta categoría en ámbitos sociales, administrativos, etc.)

– Ámbito Educativo: en el que el individuo participa de forma organizada en la Educación. En el caso de los docentes (profesores) coincide la vida profesional con la educativa, ya que pertenecen al mismo ámbito.

Contexto. Es el conjunto de factores que condicionan tanto la producción como el significado del enunciado. El contexto puede ser discursivo (integrado por los elementos que constituyen el enunciado); contexto circunstancial (el espacio-tiempo que condiciona el enunciado) y el contexto social, donde incluimos todos los elementos culturales (rituales) que acompañan la enunciación.

Situación. Depende de factores como el lugar, el momento determinado, las instituciones u organizaciones en que se produce, las personas implicadas, los objetos de dicho entorno, los textos que se encuentran en esa situación, etc. Pongamos algunos ejemplos:

– Requieren el uso oral: hablar entre amigos o desconocidos, ya sea en ámbitos privados, públicos, discutir sobre un tema…

– Requieren el uso escrito: realizar trabajos y exámenes (ámbito público, profesional o educativo), escribir cartas, solicitar información, redactar un currículum vitae (CV) en el ámbito profesional, etc.

Esto nos forma el conocido “marco del discurso”, y a su vez siempre habrá una tendencia a la “adecuación”; es decir, que siempre que tengamos ante nosotros una situación, deberemos adoptar lo que vamos a decir y cómo vamos a decirlo según dicha situación. Por ejemplo:

– Modalidades orales: una conversación, un debate, una discusión…

– Modalidades escritas: escribir cartas (privada o comercialmente), redactar Currículums (profesionalmente) o hacer escritos jurídico-administrativos (una instancia, oficio, acta, certificado, circular…, etc.)

Aportaciones de la Pragmática a la Enseñanza de la Lengua

Desde el punto de vista didáctico, lo más decisivo reside en el planteamiento de un enfoque comunicativo o enseñanza comunicativa de la Lengua. Esto ha sido fundamental para construir el concepto del Proceso de enseñanza-aprendizaje (tan conocido para los docentes).

En este sentido hay cuatro puntos fundamentales que debemos tener en cuenta:

1. Atender a los ámbitos de uso y a intenciones comunicativas reales.

2. Atender a la variedad discursiva: atención a tipologías textuales (deben tratarse textos auténticos y no manipulados en exceso o creados especialmente para la educación) y atender a la lengua oral.

3. Potenciar un estilo interactivo en el aula: alternar trabajos individuales con trabajos por parejas o pequeños grupos para así centrar la atención en el trabajo grupal y poder aportar feedback efectivo viendo las responsabilidades de cada grupo e individuo; y establecer rutinas interactivas (por ejemplo: saludos diarios, introducción-conclusión de cada clase, resumir brevemente la sesión de cada día, etc.)

4. Por último desarrollar cuatro habilidades básicas de la comunicación:

  • Expresión oral (hablar): podemos hacer dramas, juegos de escenificaciones, juegos de rol, juegos de pregunta-respuesta, exposiciones, lecturas en voz alta…).
  • Comprensión oral (escuchar): hacer juegos mnemotécnicos (para aprender a memorizar), dibujar lo escuchado, usar audios y vídeos…
  • Comprensión escrita (leer): desarrollar la memoria, la anticipación, la inferencia (para aprender a entender textos, COSA MUY IMPORTANTE en la sociedad de la información), usar textos reales como hemos indicado arriba: prensa escrita real, textos auténticos, obras literarias, etc.
  • Expresión escrita (escribir): redacciones abiertas, dictados, trabajos, talleres literarios… Demanda de conceptos, procedimientos y actitudes.

Unidades Didácticas. Programaciones didácticas. ¿Cómo se hace una Unidad Didáctica?

LAS PROGRAMACIONES DIDÁCTICAS Y UNIDADES DIDÁCTICAS

Las programaciones didácticas en la Educación primaria son instrumentos específicos de planificación, desarrollo y evaluación de cada área del currículo establecido por la normativa vigente. Se atendrán a los criterios generales recogidos en el proyecto educativo y tendrán en cuenta las necesidades y características del alumnado. Serán elaborados por los equipos de ciclo, su aprobación corresponderá al claustro de profesorado y se podrán actualizar o modificar, en su caso, tras los procesos de autoevaluación.

El desarrollo de las diferentes áreas/materias en la enseñanza, tras haber sido planificado el currículum a nivel de ciclo, departamento o escuela, se concreta, normalmente, en programación didáctica.

3.1. LAS PROGRAMACIONES DIDÁCTICAS incluye: (realiza un mapa conceptual de este punto)

 Los objetivos, los contenidos y su distribución temporal y los criterios de evaluación para cada ciclo, posibilitando la adaptación de la secuencia de contenidos a las características del centro y su entorno.

 La contribución de las áreas a la adquisición de las competencias básicas.

 La forma en que se incorporan los contenidos de carácter transversal al currículo.

 La metodología que se va a aplicar.

Los procedimientos de evaluación del alumnado y los criterios de calificación, en consonancia con las orientaciones metodológicas establecidas.

Las medidas previstas para estimular el interés y el hábito de la lectura y la mejora de la expresión oral y escrita del alumnado, en todas las áreas.

Las medidas de atención a la diversidad.

 Los materiales y recursos didácticos que se vayan a utilizar, incluidos los libros para uso del alumnado.

 Las actividades complementarias y extraescolares relacionadas con el currículo, que se proponen realizar por los equipos de ciclo.

Los centros docentes podrán integrar las áreas en ámbitos de conocimiento y experiencia, para facilitar un planteamiento integrado y relevante del proceso de enseñanza aprendizaje del alumnado.

3.2.LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA permite:

Según el modelo curricular educar en competencias.

Atender a la diversidad de niveles, intereses, motivaciones y necesidades.

Evita la improvisación.

Favorece la toma de decisiones y reflexión.

Genera seguridad y confianza.

Mayor coordinación docente.

Documento coherente: realista y viable.

Favorece un aprendizaje significativo.

3.3.DISEÑO DE PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA: veamos  paso a paso los elementos que no pueden faltar en el diseño.

Justificación. Normativa, vinculación curricular, contexto, grupo clase.

Enfoque de la programación. Enfoque globalizador e interdisciplinar y medidas para estimular el interés y el hábito de lectura y la mejora de la expresión oral y escrita.

Contribución al desarrolla de las competencias básicas (CCBB).

Objetivos de etapa y área/ciclo.

Contenidos. Enfoque, secuencia y organización de los contenidos.

Metodología. Organización del aula, tiempo escolar, biblioteca, las TIC.

Actividades de enseñanza-aprendizaje, complementarias y extraescolares.

Atención a la diversidad a alumnos con necesidades educativas especiales.

Orientación y acción tutorial.

Recursos didácticos. Materiales, espacios, tiempos.

Temporalización  por medio de unidades didácticas

Evaluación. De alumnos, docente, programación.

 Bibliografía, disposiciones normativas y referencias web.

3.4. UNIDAD DIDÁCTICA

Según la administración educativa y en relación con las tareas de diseño, las unidades didácticas constituyen las unidades de programación que se define como una unidad de trabajo relativa a un proceso completo de enseñanza-aprendizaje, que no tiene duración temporal fija y en la cual se precisan el conjunto de objetivos didácticos, competencias básicas, bloques de contenido, actividades de aprendizaje y de evaluación, metodología específica, orientaciones, relaciones de comunicación y organización de la clase y de las actividades, medios, recursos y materiales, así como las adaptaciones curriculares para aquellos alumnos que necesiten ayuda pedagógica.

La programación define en líneas generales la orientación del conjunto de las UUDD, es decir la unidad didáctica debe ser coherente con la programación. La unidad didáctica se integra y forma parte de la programación didáctica. El conjunto de todas las unidades didácticas configura la propuesta de trabajo para el curso completo. La UD es la unidad mínima de programación docente. Esto supone:

El desarrollo de las UUDD se lleva a cabo a través de un conjunto de sesiones que suponen el momento en el que se establece la interacción didáctica. Las sesiones forman parte de un todo coherente de la unidad didáctica.

Por una UD se puede entender un proyecto de trabajo, un taller, la programación de las rutinas, el seguir la programación de la lectura recreativa, una salida, una excursión, etc. siempre que supongan una planificación de los procesos de enseñanza y aprendizaje. La enseñanza de un área/materia, aparte de otras actividades complementarias o paralelas, se configura por una secuencia de unidades didácticas (o dicho de otra manera por temas).

La elaboración de unidades didácticas consiste en un conjunto de evidencias documentales, materiales, recursos debidamente organizados de acuerdo con un sentido, que sirvan de apoyo y guía para el desarrollo curricular de los ‘tópicos’ y el trabajo de clase. Cuando uno piensa ¿cómo podría dar bien las semanas próximas tal tema? Lo

que le preocupa no es tener un documento de buenos propósitos. Lo que en realidad le preocupa al maestro es el conjunto de tareas, actividades, documentos, estrategias metodológicas van a ocupar el termino escolar.

En este sentido la unidad didáctica no es tanto una programación de buenos propósitos sino que está formada por tareas, recursos y actividades que se van a hacer documento. Por eso, en primer lugar, la planificación de una unidad didáctica se enclava dentro de dicho ámbito educativo y curricular, justificando -explícita o implícitamente-el sentido que tienen esos contenidos, tareas y actividades para los alumnos a los que se dirige.

La UD o unidad de programación es la intervención de todos los elementos que intervienen en el proceso de enseñanza – aprendizaje con una coherencia metodológica interna y por un periodo de tiempo determinado. Veámoslo de forma esquemática.

Una unidad didáctica ha de responder a: las capacidades y competencias que es preciso desarrollar y que condicionarán las experiencias, qué procesos de pensamiento se van a priorizar en el proceso de enseñanza y aprendizaje, qué valores se pretenden fomentar. Esto dependerá sobre todo del clima del aula y del rol del docente. Este apartado es de capital importancia y los diseños metodológicos que se ponen en marcha.

La metodología habrá de contemplar los siguientes aspectos: partir de la situación evolutiva del alumno. Fomentar la motivación y curiosidad, estimular el pensamiento creativo, potenciar la reflexión. La elaboración de la unidad didáctica se produce en un contexto determinado del que no puede prescindirse y que interacciona con sus distintos componentes.

3.5. DISEÑO DE LA UNIDAD DIDÁCTICA: veamos  paso a paso los elementos que no pueden faltar en el diseño.

 

Justificación: contexto escolar, programación didáctica, del grupo clase.

Objetivos: definir con precisión.

Competencias básicas: contribución de la UD a las CCBB.

Contenidos: seleccionar y secuenciar.

Metodología: enfoque globalizador/interdisciplinar.

Actividades: establecer progresión adecuada.

Atención a la diversidad: de niveles.

Temporalización  por medio de sesiones,  queson  secuencia de actividades o           tareas quetienen sus objetivos, contenidos, competencias, desarrollo, evaluación, etc.

  Recursos materiales.

  Evaluación: criterios e instrumentos.

 Bibliografía

 

UN EJEMPLO:

 Se puede programar por área o por centro de interés. Presentamos, a modo de ejemplo, una guía para elaborar una unidad didáctica según Herrán (2008, 82), sin pretender dar una técnica de programación, pero sí cabe dar los principales núcleos que deban ser objeto de planificación.

Eje vertebrador (núcleo temático, centro de interés, área)

Contexto y justificación dentro del Proyecto de centro y programación didáctica del departamento, a qué necesidades o demandas responde, curso, alumnos a los que va dirigido, temporalización, número de sesiones, etc.

Objetivos didácticos: plantear qué capacidades y competencias se quiere conseguir como consecuencia de la enseñanza de esa unidad y por qué.

Contribución al desarrollo de las competencias

Secuenciación y organización de los contenidos: determinar qué contenidos van a configurar la unidad didáctica para contribuir a la consecución de los aprendizajes pretendidos. Secuencia y organización de los conceptos claves, formas de planteamiento, desarrollo, relación entre contenidos/actividades, tiempo/organización del trabajo.

Estrategias metodológicas (tareas/actividades): secuencia de las actividades y recursos. Se hace una previsión de tiempo disponible o deseable que se dedicará a cada una.

Materiales y recursos: conjunto de materiales (en muchos casos se identifican con las tareas/actividades), recogidos en módulos/carpetas, para trabajar los contenidos y ocupar el tiempo escolar.

Evaluación: incidir en cómo se va a ir revisando tanto el desarrollo de los procesos de enseñanza de la unidad, como el progreso de los niños.

3.6. EL ENFOQUE GLOBALIZADOR

 

 Se refiere a la forma contextualizada en que se presenta y es percibida la realidad, y cómo el niño se acerca a su conocimiento. El aprendizaje significativo y con él, el proceso de construcción del conocimiento, es siempre un aprendizaje globalizado, que implica en mayor o menor grado la totalidad del sujeto que aprende mediante sus múltiples y complejas relaciones con el entorno donde tiene lugar dicho aprendizaje y los contenidos de enseñanza.

 Con el término enfoque globalizador, que también podríamos llamar perspectiva globalizadora o visión globalizadora, se concreta la manera de organizar los contenidos desde una concepción de la enseñanza en la que el objeto fundamental de estudio para el alumnado es el conocimiento y la intervención en la realidad. Aceptar esta finalidad quiere decir entender que la función básica de la enseñanza es potenciar las capacidades y competencias que les permitan dar respuesta a los problemas reales en todos los ámbitos de desarrollo personal, ya sean sociales, afectivos o profesionales, y que sabemos que por su naturaleza jamás serán simples.

El enfoque globalizador pretende ofrecer al alumnado los medios para comprender y actuar en la complejidad. Parte del convencimiento de que únicamente es posible dar respuesta a los problemas complejos con un pensamiento global capaz de construir formas de aproximación a la realidad que superen las limitaciones procedentes de unas disciplinas extremadamente compartidas.