Archivos de Categoría: ¿Sabías que…?

Semifinal Champions entre el F.C. Barcelona y el Real Madrid (3 de mayo de 2011)

El  próximo martes, día 3 de mayo de 2011, se jugará el partido de vuelta de la Champions League entre el F.C. Barcelona y el Real Madrid. Este partido se jugará en el Camp Nou y será retransmitido por televisión española a las 20: 45.

El Real Madrid tendrá que utilizar todas sus armas para remontar el resultado adverso del anterior partido, ya que el F. C. Barcelona ganó por dos goles a cero  en el Santiago Bernavéu. El autor de los dos goles fue Leo Messi.

Edificio Chrysler

Aunque no es edificio más importante de New York, ni el más alto (tiene 319 metros), el edificio  Chrysler es el edificio preferido por los neoyorquinos y el más emblemático de toda Manhattan. Ningún visitante (ni los propios lugareños) pueden pasear indiferentes ante tal maravilla de la arquitectura.

El edificio fue construido por la por la corporación Chrysler y es por ello que en diseño se usaran motivos arquitectónicos relacionados con los coches de dicha compañía. Así, en cada esquina del piso 61 podemos encontrar una gárgola con forma de águila. Estas rapaces de metal son una réplica de los ornamentos que llevaban los automóviles Chrysler hacia el año 1929. Los adornos del piso 31 son también una reproducción de las tapas de los radiadores, a los que se les añadieron unas alas. La ornamentación de la parte alta de la torre está basada en los tapacubos usados por entonces en los automóviles Chrysler.

En verano de 2005, el Museo de Rascacielos de Nueva York escogió a cien arquitectos, constructores, críticos, ingenieros, historiadores, y eruditos, entre otros, para que eligieran a sus 10 rascacielos favoritos entre los 25 de Nueva York. El edificio Chrysler quedó en primer lugar, ya que el 90 % de los elegidos colocó el edificio entre sus 10 edificios favoritos de Nueva York, ya que el Chrysler tiene una belleza que no es comparable con la de ningún otro edificio de la ciudad.

El edificio Chrysler ha servido de inspiración en la construcción de rascacielos por todo el mundo, entre ellos el One Liberty Place, de Filadelfia. Este edificio es considerado como una joya del Art Decó.

Torre Sears Chicago

La Willis Tower (hasta el 16 de julio de 2009, Sears Tower) es un rascacielos de Chicago, Illinois, Estados Unidos. Tiene una altura de 442 metros y 108 plantas. Su construcción se inició en 1970 y finalizó en 1974. Su arquitecto fue el colombiano Bruce Graham y la construcción estuvo a cargo de la compañía Skidmore, Owings & Merrill para los grandes almacenes Sears. Tras su finalización, se convirtió en el rascacielos más alto del mundo, arrebatándole este puesto al World Trade Center. Después, en 1982, se le añadieron las antenas de televisión, y eso hizo que la torre fuera aún más alta. Tuvo el puesto por más de dos decenios, hasta la finalización de las Torres Petronas en 1998..

Anteriormente era, incluyendo su antena, el rascacielos más alto del mundo, junto con el Taipei 101 y las dos Torres Petronas aunque fueron superados por el Burj Dubái cuya altura llega a los 828 metros. Sin embargo, sin contar antenas ni mástiles, se ve superado por éstos, de modo que ocupa el tercer puesto entre los rascacielos del mundo. Es la torre más alta de Las Américas.

En el interior de la torre Sears hay dos ascensores que ascienden desde la planta baja hasta el piso 102 en apenas 70 segundos. Pese a la aceleración, lo único que perciben los turistas es que se les taponan los oídos.

En este fragmento de video llamado “Megaestructuras” veremos cómo las cámaras se introducen en el interior del hueco del ascensor y ascienden a toda velocidad mientras el ascensorista jefe relata algunas anécdotas. Tres veces al año, por ejemplo, el viento sacude el rascacielos con tal fuerza que los cables se tambalean de un lado a otro y obligan a cerrar los ascensores por seguridad.

 [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VmPvCpOJ1mY&feature=player_embedded]

Las Torres Petronas

La humanidad siempre ha anhelado llegar más alto, escalar más arriba. Los edificios grandiosos simbolizan el poder, el éxito y el liderazgo tecnológico. La era de los rascacielos se inició  hace unos 100 años. New York y Chicago competían por el título del edificio más alto. Siempre había sido un concurso estadounidense, ya que nadie se había atrevido a desafiarlos, hasta que un nuevo país se sumó a la carrera. Los países asiáticos tenían una economía emergente y tenían hambre de éxito y  de demostrar a los demás que también  existían. El primer ministro de Malasia estaba dispuesto a darse a conocer ante el mundo, por lo cual decidieron construir las torres Petronas, éstas serían el símbolo del orgullo nacional.

 Las Torres Petronas, situadas en Kuala Lumpur, capital de Malasia, fueron los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003, superados el 17 de octubre de 2003 por el edificio Taipei 101 en Taiwan. Actualmente es el quinto edificio más alto del mundo (el más alto es el Burj Khalifa) , pero siguen siendo las  torres gemelas más altas del mundo. Estas torres cuentan con una altura de 452 metros y se han convertido en el símbolo de Kuala Lumpur y Malasia.

Fueron diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli y terminadas en 1998. Con 88 pisos, de estructura mayoritariamente de hormigón y vidrio, evocan motivos tradicionales del arte islámico, haciendo honor a la herencia musulmana de Malasia. Pelli utilizó un diseño geométrico islámico en su planta al entrelazar dos cuadrados, de tamaño gradualmente decreciente en la parte superior, la cual está basada en un motivo muy tradicional en la cultura islámica: una estrella de 12 picos incluyendo un círculo en cada intersección. La construcción de las torres comenzó en 1994.

La estructura básica se tomó de un proyecto no realizado para una torre en Chicago.

En su construcción se involucró a trabajadores de distintas naciones que aportaron su conocimiento y trabajo. En la construcción de ambas torres se diseñó una estrategia que permitió acelerar el trabajo. Se crearon dos equipos: uno formado por trabajadores coreanos y el otro por japoneses, uno a cargo de cada torre, de modo que hubo una gran competencia por lograr el mejor y más rápido trabajo.

Las torres se encuentran unidas por una pasarela de doble altura aérea entre los pisos 41 y 42, que forma un portal. El skybridge, como es llamado, es el punto más alto accesible para los visitantes. Las visitas son gratuitas, pero limitadas a 1.200 personas diarias.

En su interior las torres se encuentran ocupadas por oficinas, entre las que destacan las de la compañía petrolera Petronas (ubicada en la torre 1) y la sede en Malasia de la empresa Microsoft (torre 2).

Al pie de la torre se encuentran el Kuala Lumpur Convention Center (KLCC) y el popular centro comercial Suria kentuki.

Archivo:KLCC inside1.JPG

Información sobre las torres

  • 32.000 ventanas
  • 78 ascensores
  • Superficie total de 350.000 m²
  • 88 pisos
  • Altura: 452 m
  • Superficie útil: 341.780 m2
  • 78 ascensores: 47 ascensores normales y 29 de dos pisos en cada una de las torres.
  •  Peso de cada torre 270.000 toneladas
  •  Volumen de hormigón: 160.000 m3
  • Superficie de las ventanas: 77.000 m2
  • Superficie del revestimiento de acero inoxidable: 65.000 m2
  •  Costes de construcción: 950 millones de euros.

 torres petronas dibujo

Aquí os dejo un video del National Geografic sobre la construcción de las torres Petronas. Es el primero de una serie de 5. Todos ellos son interesantísimos, ya que explican muchas anécdotas y diferentes problemas que se fueron surgiendo a lo largo de la construcción de estas torres.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=dd09-ANp200]

 

¿Sabías cómo podemos destruir un asteroide?

***

Actualmente sabemos que en el espacio existen más de 7200 asteroides y cometas cuya órbita interfiere con la de nuestro planeta y con los que en algún momento podríamos colisionar. Más de 800 tienen incluso un tamaño suficiente para provocar un auténtico desastre global en caso de impacto.
En muchas películas hemos visto como los norteamericanos son capaces de destruir un asteroide para salvar a la humanidad, y las formas hipotéticas que han lanzado para destruirlos son, paradójicamente, las mismas que utilizaríamos en una película.

FORMAS HIPOTÉTICAS DE DESTRUCCIÓN

  • Explosión nuclear directa. Se conseguiría destrozar el asteroide mediante bombas nucleares, sin miramientos. El problema está en que los fragmentos resultantes de la explosión podrían caer sobre la Tierra, con el peligro de la radiación generada. Sería la última opción aconsejable.
  • Detonación termonuclear cercana. Detonando una bomba cerca del asteroide, se conseguiría que los neutrones de alta velocidad irradiaran una zona con tanta energía que se expandan y exploten, desviando levemente su trayectoria. El inconveniente está en la lentitud del proceso, puesto que se tendría que realizar con décadas de antelación.
  • Sublimación láser. Un conjunto de naves espaciales apuntan rayos láser a la superficie helada del asteroide para derretirlo y generar residuos que cambien poco a poco su órbita. Es difícil ser tan preciso y conseguir tanta energía para derretir a un asteroide, y más sabiendo la velocidad a la que se desplaza (más rápida que la del sonido).
  • Propulsión eléctrica. El plan consiste en aterrizar en el asteroide con una nave espacial para después anclar unas cohetes a la superficie y activarlos para tratar de desviar su rumbo. El problema ya no estaría en la instalación de todos los cohetes en la superficie del asteroide, sino en conseguir que todos los cohetes vayan en la misma dirección, ya que como sabemos, los asteroides suelen rotar sin parar como una peonza descontrolada.
  • Tractor gravitatorio. Cada objeto ejerce un empuje gravitacional. Por ello, simplemente con poner en órbita una gran nave y anclarla con un cable largo al asteroide, su masa, a modo de honda, podría cambiar el momento angular y modificar la trayectoria. Es más factible que otras propuestas, aunque se cuestiona la cantidad de fuerza que tendría que ejercer la nave sobre el asteroide.
  • Veleros al rescate. Consiste en instalar una vela solar en un asteroide, como las que empiezan a tener algunas naves espaciales, que podría atraer las partículas solares y ejercer una resistencia que alteraría el rumbo del asteroide. Conlleva un problema a la hora de instalarlo, puesto que es una instalación muy lenta y compleja.
  • ‘Arte’ espacial. Esta idea consiste en mandar una nave no tripulada a «pintar» un lado del asteroide. Esto cambiaría la presión de la radiación solar. Esta idea se fundamenta en el efecto Yarkovsky (ya hemos hablado en el blog sobre él), descubierto por este ingeniero sobre el año 1900, al observar que la incidencia del Sol en un objeto que rota en el espacio podía modificar su órbita. El inconveniente está en la poca posibilidad de éxito.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=-zvCUmeoHpw]