Archivos de Categoría: Literatura y lenguaje

La pragmática. ¿Qué es la pragmática? Concepto de pragmática. Elementos de la pragmática. Pragmática y lenguaje

Concepto de Pragmática

Se entiende como la disciplina cuyo objeto de estudio es el uso del lenguaje en función de la relación que se establece entre enunciado, mensaje e interlocutores.

Nacida como una rama de la Semiótica y de la Lingüística, estudia las habilidades y conocimientos que hacen posible el uso adecuado de la lengua, es por eso que en muchos aspectos la pragmática va más allá y supere los límites de la Gramática e incluso de la Lingüística, constituyendo una nueva perspectiva en el análisis de la comunicación, el lenguaje y las lenguas.

Elementos de la Pragmática

Interlocutores: el emisor es el hablante que produce intencionalmente una expresión lingüística (ya sea oral o escrita), haciendo un uso consciente e intencionado de la comunicación; el destinatario es a quien llega dicho mensaje o expresión, es al que se dirige el emisor, de modo que igualmente es consciente de estar interactuando de forma intencionada.

Enunciado: es el resultado del acto de enunciación por parte del emisor. Constituye la unidad de análisis o estudio de la Pragmática.

Intención comunicativa: es el propósito o meta que el emisor quiere conseguir por medio de su enunciado.

Pragmática y lenguaje

Ámbitos. El Marco de Referencia Europeo para las Lenguas establece, al menos, cuatro ámbitos:

– Ámbito Personal: es la vida privada del sujeto (familia y amigos)

– Ámbito Profesional: en la que la persona desarrolla sea cual sea su profesión.

– Ámbito Público: es la vida pública de la persona, es decir, la actuación del sujeto como miembro de la sociedad (moviéndose dentro de esta categoría en ámbitos sociales, administrativos, etc.)

– Ámbito Educativo: en el que el individuo participa de forma organizada en la Educación. En el caso de los docentes (profesores) coincide la vida profesional con la educativa, ya que pertenecen al mismo ámbito.

Contexto. Es el conjunto de factores que condicionan tanto la producción como el significado del enunciado. El contexto puede ser discursivo (integrado por los elementos que constituyen el enunciado); contexto circunstancial (el espacio-tiempo que condiciona el enunciado) y el contexto social, donde incluimos todos los elementos culturales (rituales) que acompañan la enunciación.

Situación. Depende de factores como el lugar, el momento determinado, las instituciones u organizaciones en que se produce, las personas implicadas, los objetos de dicho entorno, los textos que se encuentran en esa situación, etc. Pongamos algunos ejemplos:

– Requieren el uso oral: hablar entre amigos o desconocidos, ya sea en ámbitos privados, públicos, discutir sobre un tema…

– Requieren el uso escrito: realizar trabajos y exámenes (ámbito público, profesional o educativo), escribir cartas, solicitar información, redactar un currículum vitae (CV) en el ámbito profesional, etc.

Esto nos forma el conocido «marco del discurso», y a su vez siempre habrá una tendencia a la «adecuación»; es decir, que siempre que tengamos ante nosotros una situación, deberemos adoptar lo que vamos a decir y cómo vamos a decirlo según dicha situación. Por ejemplo:

– Modalidades orales: una conversación, un debate, una discusión…

– Modalidades escritas: escribir cartas (privada o comercialmente), redactar Currículums (profesionalmente) o hacer escritos jurídico-administrativos (una instancia, oficio, acta, certificado, circular…, etc.)

Aportaciones de la Pragmática a la Enseñanza de la Lengua

Desde el punto de vista didáctico, lo más decisivo reside en el planteamiento de un enfoque comunicativo o enseñanza comunicativa de la Lengua. Esto ha sido fundamental para construir el concepto del Proceso de enseñanza-aprendizaje (tan conocido para los docentes).

En este sentido hay cuatro puntos fundamentales que debemos tener en cuenta:

1. Atender a los ámbitos de uso y a intenciones comunicativas reales.

2. Atender a la variedad discursiva: atención a tipologías textuales (deben tratarse textos auténticos y no manipulados en exceso o creados especialmente para la educación) y atender a la lengua oral.

3. Potenciar un estilo interactivo en el aula: alternar trabajos individuales con trabajos por parejas o pequeños grupos para así centrar la atención en el trabajo grupal y poder aportar feedback efectivo viendo las responsabilidades de cada grupo e individuo; y establecer rutinas interactivas (por ejemplo: saludos diarios, introducción-conclusión de cada clase, resumir brevemente la sesión de cada día, etc.)

4. Por último desarrollar cuatro habilidades básicas de la comunicación:

  • Expresión oral (hablar): podemos hacer dramas, juegos de escenificaciones, juegos de rol, juegos de pregunta-respuesta, exposiciones, lecturas en voz alta…).
  • Comprensión oral (escuchar): hacer juegos mnemotécnicos (para aprender a memorizar), dibujar lo escuchado, usar audios y vídeos…
  • Comprensión escrita (leer): desarrollar la memoria, la anticipación, la inferencia (para aprender a entender textos, COSA MUY IMPORTANTE en la sociedad de la información), usar textos reales como hemos indicado arriba: prensa escrita real, textos auténticos, obras literarias, etc.
  • Expresión escrita (escribir): redacciones abiertas, dictados, trabajos, talleres literarios… Demanda de conceptos, procedimientos y actitudes.

Bilingüismo y Diglosia. El contexto de las lenguas en contacto

Bilingüismo

Antes de explicar el bilingüismo, conviene aclarar que hay dos conceptos muy importantes: el bilingüismo individual (de cuyo estudio se encarga la Psicología) y el bilingüismo colectivo (que lo estudia la Sociología).

El bilingüismo individual se define como la capacidad para utilizar indiferentemente, con la misma competencia y en las mismas situaciones dos lenguas distintas. En cambio, en el bilingüismo colectivo la igualdad entre las dos lenguas en presencia, igualdad de estatus y de uso, ni existe ni puede exir. La coexistencia entre ambas implica una tensión. Aquí es donde resulta pertinente la introducción del término diglosia.

Diglosia

El concepto de diglosia (formulado por Ferguson en 1959), y se define de la siguiente manera: «hacer uso discriminado de dos variedades de la misma lengua».

Existen dos tipos de variedades: variedad baja (B), que es la popular, la que se emplea para hablar con familiares o amigos, lo cotidiano (día a día); y una variedad alta (A), que es la prestigiosa e impuesta, culta, adquirida por las élites mediante la escolarización. Hay que recordar que la variedad baja (B) es el vehículo básico de comunicación, quizá mucho más importante que la alta, ya que la manejan un número mayor de personas y es la cadena de transmisión cultural que tiene una sociedad.

Comunicación, lengua y lenguaje

Comunicación, lengua y lenguaje

La comunicación es el acto de transmisión de información entre varios individuos. Surge como la necesidad de intercambiar o poner en común información, sentimientos o ideas… entre otras.

Para Canale y Swain (1996), la comunicación se basa en una interacción personal y cultural, conlleva creatividad y está orientada a un propósito, es decir, que nadie se comunica por el simple hecho de comunicarse, lo hace atendiendo a un fin, a una razón lógica (intercambio de ideas, por ejemplo).

Elementos de la comunicación

Los elementos de la comunicación son: emisor, código, mensaje, canal, destinatario, contexto, redundancia y ruido.

emisor-mensaje-receptor

La interacción

Cuando el receptor del mensaje está actuando como receptor, a su vez está preparándose para una acción, por tanto una acción comporta la otra, estableciéndose así los procesos comunicativos durante los cuales los emisores interactúan. Es muy importante incorporar la presencia del «otro» en el discurso, evitando así los discursos conocidos como diálogos de sordos, pues nadie habla por hablar.

Comunicación no verbal

Puede entenderse en tres sentidos:

Sentido restringido: los gestos que acompañan a la comunicación oral

Sentido amplio: códigos que no utilizan palabras (por ejemplo: los icónicos, musicales, etc.)

Sentido intermedio: incluye las distancias espaciales, el contacto físico, la orientación, gestos y movimientos del cuerpo, expresiones de la cara, etc.

Presentación Sistema Educativo Finlandia (Educación Primaria)

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=HsdFi8zMrYI]

Como ya sabemos, Finlandia cuenta con una educación excelente. En este vídeo vamos a ver las variables que determinan el buen funcionamiento, calidad y equidad del sistema educativo finlandés.

FINLANDIA, MODELO EDUCATIVO EN EL MUNDO DESARROLLADO

Los educadores finlandeses creen que el 90 por ciento de los estudiantes puede tener éxito en las clases regulares si tienen la emocional, académico, o la salud y la ayuda médica que necesitan. Hacen un énfasis crítico se coloca en la intervención temprana.

Los estudiantes en Finlandia que necesitan ayuda adicional reciben lo que se llama educación «especial». En las escuelas se les asigna un maestro de educación especial que ayuda a identificar las necesidades de los estudiantes y ofrecer ayuda temprana.

Cada escuela en Finlandia tiene un equipo de bienestar estudiantil compuesto por el director, el maestro de educación especial, la enfermera de la escuela y un psicólogo, y los maestros de aula. Los equipos se reúnen dos veces al mes para discutir el progreso de los estudiantes que están recibiendo ayuda extra. Los profesores y maestros se reúnen semanalmente para anticipar problemas y prevenir posibles dificultades.

English:

Finnish educators believe that 90 percent of students can succeed in regular classrooms if they get the emotional, academic, or health and medical help they need. Critical emphasis is placed on early intervention
Students in Finland who need extra help receive what’s called «special» education. Schools are assigned a special education teacher who helps identify students needs and provide assistance.
Every school in Finland has a student welfare team comprised of the principal, the special education teacher, the school nurse and psychologist, and the classroom teachers. The teams meet twice monthly to discuss the progress of students who are receiving extra help.

'No busques trabajo' de Risto Mejide

risto-mejide-pitbox-blog«No busques trabajo. Así te lo digo. No gastes ni tu tiempo ni tu dinero, de verdad que no vale la pena. Tal como está el patio, con uno de cada dos jóvenes y casi uno de cada tres adultos en edad de dejar de trabajar, lo de buscar trabajo ya es una patraña, un cachondeo, una mentira y una estúpida forma de justificar la ineptitud de nuestros políticos, la bajada de pantalones eurocomunitaria y lo poco que les importas a los que realmente mandan, que por si aún no lo habías notado, son los que hablan en alemán.

No busques trabajo. Te lo digo en serio. Si tienes más de 30 años, has sido dado por perdido. Aunque te llames Diego Martínez Santos y seas el mejor físico de partículas de Europa. Da igual. Aquí eres un pringao demasiado caro de mantener. Dónde vas pidiendo nada. Si ahí afuera tengo a 20 mucho más jóvenes que no me pedirán más que una oportunidad, eufemismo de trabajar gratis. Anda, apártate que me tapas el sol.

Y si tienes menos de 30 años, tú sí puedes fardar de algo. Por fin la generación de tu país duplica al resto de la Unión Europea en algo, aunque ese algo sea la tasa de desempleo. Eh, pero no te preocupes, que como dijo el maestro, los récords están ahí para ser batidos. Tú sigue esperando que los políticos te echen un cable, pon a prueba tu paciencia mariana y vas a ver qué bien te va.

Por eso me atrevo a darte un consejo que no me has pedido: tengas la edad que tengas, no busques trabajo. Buscar no es ni de lejos el verbo adecuado. Porque lo único que te arriesgas es a no encontrar. Y a frustrarte. Y a desesperarte. Y a creerte que es por tu culpa. Y a volverte a hundir.

No utilices el verbo buscar.

Utiliza el verbo crear. Utiliza el verbo reinventar. Utiliza el verbo fabricar. Utiliza el verbo reciclar. Son más difíciles, sí, pero lo mismo ocurre con todo lo que se hace real. Que se complica.

Da igual que te vistas de autónomo, de empresario o de empleado. Por si aún no lo has notado, ha llegado el momento de las empresas de uno. Tú eres tu director general, tu presidente, tu director de marketing y tu recepcionista. La única empresa de la que no te podrán despedir jamás. Y tu departamento de I+D (eso que tienes sobre los hombros) hace tiempo que tiene sobre la mesa el encargo más difícil de todos los tiempos desde que el hombre es hombre: diseñar tu propia vida.

Suena jodido. Porque lo es. Pero corrígeme si la alternativa te está pagando las facturas.

Trabajo no es un buen sustantivo tampoco. Porque es mentira que no exista. Trabajo hay. Lo que pasa es que ahora se reparte entre menos gente, que en muchos casos se ve obligada a hacer más de lo que humanamente puede. Lo llaman productividad. Otra patraña, tan manipulable como todos los índices. Pero en fin.

Mejor búscate entre tus habilidades. Mejor busca qué sabes hacer. Qué se te da bien. Todos tenemos alguna habilidad que nos hace especiales. Alguna singularidad. Alguna rareza. Lo difícil no es tenerla, lo difícil es encontrarla, identificarla a tiempo. Y entre esas rarezas, pregúntate cuáles podrían estar recompensadas. Si no es aquí, fuera. Si no es en tu sector, en cualquier otro. Por cierto, qué es un sector hoy en día.

No busques trabajo. Mejor busca un mercado. O dicho de otra forma, una necesidad insatisfecha en un grupo de gente dispuesta a gastar, sea en la moneda que sea. Aprende a hablar en su idioma. Y no me refiero sólo a la lengua vehicular, que también.

No busques trabajo. Mejor busca a un ingenuo, o primer cliente. Reduce sus miedos, ofrécele una prueba gratis, sin compromiso, y prométele que le devolverás el dinero si no queda satisfecho. Y por el camino, gánate su confianza, convéncele de que te necesita aunque él todavía no se haya dado cuenta. No pares hasta obtener un sí. Vendrá acompañado de algún pero, tú tranquilo que los peros siempre caducan y acaban cayéndose por el camino.

Y a continuación, déjate la piel por que quede encantado de haberte conocido. No escatimes esfuerzos, convierte su felicidad en tu obsesión. Hazle creer que eres imprescindible. En realidad nada ni nadie lo es, pero todos pagamos cada día por productos y servicios que nos han convencido de lo contrario.

Por último, no busques trabajo. Busca una vida de la que no quieras retirarte jamás. Y un día día en el que nunca dejes de aprender. Intenta no venderte y estarás mucho más cerca de que alguien te compre de vez en cuando. Ah, y olvídate de la estabilidad, eso es cosa del siglo pasado. Intenta gastar menos de lo que tienes. Y sobre todo y ante todo, jamás te hipoteques, piensa que si alquilas no estarás tirando el dinero, sino comprando tu libertad.

Hasta aquí la mejor ayuda que se me ocurre, lo más útil que te puedo decir, te llames David Belzunce, Enzo Vizcaíno, Sislena Caparrosa o Julio Mejide. Ya, ya sé que tampoco te he solucionado nada. Aunque si esperabas soluciones y que encima esas soluciones viniesen de mí, tu problema es aún mayor de lo que me pensaba.

No busques trabajo. Sólo así, quizás, algún día, el trabajo te encuentre a ti.»

Risto Mejide

__________________

Twitter: @ristomejide

Fotografía: FórmulaTV